Tras sismos sentidos en Bogotá, no se reportan mayores afectaciones

Octubre 31 de 2016. De acuerdo con la información del Servicio Geológico Colombiano - SGC, el día de hoy, hacia las 19:20 se presentó un sismo de magnitud 5.4 con epicentro a 14 Kilómetros y a las 21:05 un nuevo evento con una magnitud de 5 y epicentro a 21 km al noreste de la cabecera municipal de Colombia en el Huila; los eventos en mención se sintieron en la capital de la República.

Hasta el momento solo ha llegado al sistema de emergencias el reporte de una vivienda ubicada en la carrera 3 con calle 90 A Sur en la localidad de Usme que presentó agrietamiento en una de sus fachadas, por lo demás no hay reportes de afectación en las diferentes localidades de Bogotá. Continuaremos haciendo el monitoreo pertinente.

 Cabe resaltar que ejercicios como el pasado 8vo Simulacro Distrital de Evacuación permiten reaccionar adecuadamente ante una emergencia de menor o mayor impacto. Así mismo, el Sistema Distrital hace un llamado a los ciudadanos a hacer caso omiso de los mensajes de pánico que circulan por las diferentes redes sociales, puesto que un evento sísmico no se puede determinar con antelación.



A continuación, algunas recomendaciones que todos debemos tener presente en nuestro hogar, lugar de trabajo o estudio:

¿Cómo debe estar conformado el kit de emergencia?

Es indispensable identificar los riesgos de nuestro entorno, ya sea, casa, trabajo o lugares de estudio, posteriormente debemos realizar un plan de emergencia y darlo a conocer a la familia.

En caso de un evento de gran magnitud, debemos tener algunos suministros básicos que nos permitirán ser autosuficientes por 72 horas.

Kit básico de emergencia que contenga:

Agua: considere dos litros por persona al día.

Comida: enlatada, barras energéticas y comida deshidratada.

Abrelatas manual.

Linternas y baterías.

Silbato.

Radio portátil con baterías adicionales.

Botiquín de primeros auxilios, incluidos medicamentos y gafas. No olvide tener en cuenta las necesidades de los niños, personas de la tercera edad y con discapacidad.

Llaves de la vivienda y automóvil.

Dinero en efectivo.

Velas, encendedores o fósforos.

Una muda de ropa y zapatos (para cada miembro de la familia), no olvidar una cobija o manta liviana.

Artículos de aseo personal (jabón gel para manos, papel higiénico, crema dental, cepillo de dientes, paños húmedos).

Es importante tener en cuenta que no basta solo con tener la mayoría de estos elementos listos en nuestras residencias, sino adicionalmente también tener un kit de emergencia en el vehículo:

Comida enlatada, agua en botella, cobija liviana, una muda de ropa, botiquín de primeros auxilios, velas, fósforos, extintor vigente, linternas con baterías, medicamentos necesarios, pañitos húmedos y copia de los documentos de los miembros de la familia, de propiedad y seguros (puede ubicarlos en un lugar seguro para no tenerlos dentro del Kit).

Adicionalmente tener en cuenta


Mantenga los alimentos en un lugar fresco y seco.

Tenga en cuenta usar los productos antes de su fecha de vencimiento y reemplazarlos por nuevos.

Cloro o tabletas para purificar el agua y algunas herramientas básicas.

Revise su plan de emergencias y contingencias por lo menos una vez al año y actualice el kit si es necesario con base en las necesidades de su familia. Recuerde tenerlos a la mano, por ejemplo en una tula de camping.